Si viajé por versos sin fin, 

sin remos, sin brazos, 

a la deriva de mi sufrimiento, 

si naufragué en el desastre de no tenerte,

si viví la noche más radiante

y la vi caer por la acción de mis manos malignas,

si sentí la ardiente culpa corroer mi cuerpo débil,

si noté la fría nieve golpear mi cama vacía,

si derramé mi sangre 

vaciando mis venas de amor y de sueños. 

Si lloré la nostalgia, la ausencia, 

si perdí las uñas surcando un camino a gatas,

si me asomé al pozo negro donde mora mi alma

y vi sus dientes de roja furia.

Si me equivoqué tantas veces, 

si esparcí tanto dolor,

fue por miedo a quererte siempre, 

miedo a que fueras la última, la definitiva.

Pero hoy me di cuenta de que todo fue falso,

de que nada existió en realidad,

que tras la historia de mis errores

solamente queda lo verdadero,

la materia pura, 

lo más profundo,

el núcleo de la piedra

que mi mal arte lijó hasta la esencia…

Tú… amor… núcleo… esencia… todo…

Anuncios