Pobre del pájaro que solo pone atención al nido ajeno, mientras sus propios huevos se envenenan de invierno.

Anuncios