Buscar

Rogerescribe

Vosotros leed, que rogerescribe

Categoría

Poesía

Juego

Si pensara en querer como en un juego,  tus pupilas fueran  las fichas de colores llamativos  y tu cuerpo tenaz, firme tablero.    Sería tu voz dueña de las reglas  y de mi destino,  engañoso camino en que me pierdo, ... Seguir leyendo →

Anuncios

La Voz

Me arde la lengua cuando te veo. Vive en tus labios rojos La Voz, y todas sus palabras son versos, son leyendas, poemas completos. Me arde una lira oculta en la boca, mis fieros dientes tiemblan de ti y solo... Seguir leyendo →

LLeig (feo)

Hoy conviene aclarar ciertas cosas: Este poema lo escribí en catalán y no quise publicarlo en su día porque la mayoría de los que me siguen no entienden mi idioma paterno. No suelo escribir en catalán, pero cuando lo hago... Seguir leyendo →

A la poesía, en su día

Mi tercera hermana y abuela, mi segunda madre. Si quiero saber qué soy, cómo estoy, qué dedo del pie me duele esta mañana, me pongo a escribir un poema. Yo aprendí a vestirme de veras a los catorce años, cuando... Seguir leyendo →

Martes y autobuses

Hoy, un martes cualquiera, a la intempestiva hora en que me recojo. Escondido en un asiento de autobús oscuro como el cabello de una tormenta, arrugado mi esqueleto en acordeón siniestra, rodillas en ristre con función de mesa inmóvil contra... Seguir leyendo →

barcelona, 17 de agosto

Barcelona, 17 de agosto. Hoy no pude dormir…    hoy que tantos duermen para siempre, hoy que, víctimas de una feroz mentira,  los siervos del miedo tejieron sus redes.  Hoy que la paz murió de por vida…    Veo árboles... Seguir leyendo →

Adiós antigua coraza

Se fue, no la encuentro, ya no está. Mi muralla, las gruesas paredes con que me protegía de las maldades del mundo... ha desaparecido...  Me la quité para amar, para querer, para enamorarme hasta los tuétanos. Recogí una a una... Seguir leyendo →

Lo llaman tristeza

Sólo sudo ya por los ojos. Llorar le llaman, les creo. Pero no son lágrimas porque estas escuecen indudable, rotunda, fatalmente.   Me seco con las manos sucias de tanto arrastrar mi cadáver por el mundo y la sangre, el... Seguir leyendo →

Preciosa y lejana

Te observo mientras buscas constelaciones y eres como una de ellas, preciosa y lejana, un árbol con las últimas hojas verdes, agarrada a tu suelo como la espuma a su agua.   La noche te ilumina con los faroles de... Seguir leyendo →

Blog de WordPress.com.

Subir ↑